top of page

Apuntes de la conferencia de la Dra. Paola Pineda en el Segundo Ciclo Internacional de Webinars de Cannabis de Uso Medicinal organizado por la USMP y Cann Farm.



Así como el opio nos permitió descubrir el Sistema Opioide, los estudios con la planta de cannabis sativa nos ha permitido encontrar sustancias similares a los cannabinoides en nuestro organismo que son los endocannabinoides y, finalmente, nos llevó a descubrir al Sistema Endocannabinoide (SEC).


La planta de cannabis data de unos 30 a 40 millones de años atrás. Si revisamos nuestra historia evolutiva, podemos ver cómo las enzimas de degradación ya estaban descritas hace 300 millones de años atrás. El SEC nos ha acompañado desde que solo habían seres invertebrados y luego llegamos nosotros como mamíferos.


En este post, en base a apuntes de una conferencia de la Dra. Paola Pineda, compartimos los puntos clave para entender a este sistema.


Está en todo nuestro organismo

El Sistema Endocannabinoide (SEC) es un sistema de comunicación inter e intracelular, donde participan los endocannabinoides y sus receptores específicos. Estos están distribuídos en todo el cuerpo de los animales humanos y no humanos.


Tenemos distintos receptores

Los cannabinoides y fitocannabinoides modulan diversos receptores además de los CB1 y CB2, lo que explica sus diversas aplicaciones para recuperar la homeostasis del organismo.


Nuestros endocannabinoides se sintetizan a demanda

Los principales endocannabinoides son la Anandamida y el 2AG. Estos se sintetizan a demanda. Son neurotransmisores no convencionales, ya que se trata de neuromoduladores. Para su procesamiento, se requiere del ácido araquidónico que viene de la línea de ácidos grasos de cadena larga, específicamente el Omega 6. En algunos momentos, los sustratos se van a degradar y en otros se va a recaptar para nuevo uso. Para la síntesis, se requieren muchos más pasos que para la degradación. Esto nos permite entender por qué está muy poco tiempo en esa sinapsis y se eliminan muy rápidamente.


Tenemos un SEC no canónico

Actualmente, sabemos que tenemos un SEC canónico y otro no canónico. El primero está definido por los cannabinoides principales, la Anandamida y el 2AG. El SEC canónico o clásico solo es la punta del iceberg.


El SEC no canónico está constituido por otros cannabinoides, cuya particularidad es que su unión a los receptores CB1 y CB2 no es tan alta, pero van a tener unión a otros receptores que entran a este SEC no clásico. Estos endocannabinoides no clásicos están relacionados a los ácidos grasos DHA y EPA, que son ácidos de la cadena larga que viene de la línea del Omega 3.


Así como tenemos los receptores clásicos, tenemos otros receptores como GPR51, GPR110, GPR18, todos los vaniloides, todos los receptores de serotonina, receptores de melastaza y los PPAR.


Entendiendo esta complejidad del SEC, vamos a comprender por qué modulando este sistema tenemos impacto en condiciones metabólicas y en otras condiciones que no se explican solo con los receptores CB1 y CB2 o Anandamida y 2AG.


Aparte de los populares THC y CBD, la planta también nos ofrece otras sustancias como las formas varínicas, las formas ácidas, otros cannabinoides como el CBG, CBN y CBC, terpenos, flavonoides, estilbenos, lignanamidas y alcaloides.


Como señala la Dra. Pineda, actualmente estamos pasando del concepto de SEC a un Endocannabinoidoma, que tiene que ver o incluye a este Sistema Endocannabinoide, un lipidoma y el microbioma, que viene cobrando mayor relevancia para la salud.



287 visualizaciones0 comentarios

La médica cirujana del Grupo Curativa (Colombia) precisa que el THC es el cannabinoide más importante y también tiene efecto anticonvulsivante.


Tanto el cannabidiol (CBD) como el delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) son psicoactivos y el efecto psicotrópico de este último fitocannabinoide es terapéutico si es bien manejado, explica la Dra. Paola Pineda (Colombia), médica cirujana especialista en Derecho Médico por la Universidad Pontificia Bolivariana.


Contrario a lo que algunos creen, no es que solo el CBD sea "el bueno" y el THC sea "el malo". "Ambos son psicoactivos", agrega la Dra. Pineda.

“La psicoactividad se define por esa unión a receptores en cerebro y los dos la tienen. La diferencia es el efecto psicotrópico, que sí es un efecto que está determinado por el THC y no por el CBD. Pero un efecto psicotrópico bien manejado puede ser un efecto terapéutico en muchos de los pacientes que llegan con nosotros”, explica.

La médica del Grupo Curativa destaca que el THC es "un cannabinoide muy importante".


Hace ocho años, cuando la Dra. Pineda empezó a investigar el Sistema Endocannabinoide (SEC), se sabía que había aproximadamente 70 cannabinoides, pero ahora, se sabe de la existencia de 199 cannabinoides. Sin embargo, los dos más importantes siguen siendo el THC y el CBD.


Respecto a los efectos terapéuticos de estos fitocannabinoides, la Dra. Pineda los describe de la siguiente manera.


Ansiolítico. Por excelencia es el CBD. Y si, además, tenemos en ese extracto que le damos al paciente terpenos como el linalool y el limoneno, vamos a obtener mayor efecto ansiolítico.


Inmunomodulador. El THC es clave.


Antiepiléptico. No solo es el CBD como lo han dicho muchas veces. Hoy sabemos del efecto antiepiléptico tanto del CBD como del THC. Y si a ese extracto, se le agrega un poco de linalool, se va a potenciar el efecto anticonvulsivante.


Antiemético. Sabemos que tienen efecto antiemético tanto el THC como el CBD, pero ojo como todo depende de las dosis, el THC a bajas dosis puede prevenir las náuseas, pero a muy altas dosis las puede inducir. Recuerden, todo depende de las dosis que pongamos.


Antiespasmódico. Tanto el THC como el CBD. Y si además tenemos terpenos como el citronelol y el mirceno, vamos a mejorar ese efecto antiespasmódico.


Antitumoral. La mayoría de estudios estaban más hacia el THC, pero hoy sabemos que el CBD tiene un importante papel en el efecto antitumoral. Si además de eso tenemos betacariofileno, citronelol, humuleno y mirceno, vamos a potenciar este efecto.


Antipsicótico. Hay algunos estudios que hablan del efecto antipsicótico del CBD, pero a muy altas dosis. Quizás allí la pregunta es ¿si tenemos un ratio con mucho más CBD y un pelín de THC? Quizás no voy a necesitar tanto CBD.


Analgésico. CBD y THC. Y si además tengo borneol y mirceno, se va potenciar mucho más este efecto.


Antiinflamatorio. THC y CBD. Y si se cuenta con alfapineno, betacariofileno, humuleno, linalool y terpinoleno, se potencia mucho más este efecto.


Neuroprotector. Está dado por ambos, tanto por THC como CBD.


Por último, cabe resaltar que la cannabis es una planta de muy baja toxicidad y que la dosis letal es inasequible.


La Dra. Paola Pineda (Colombia) participó en el Segundo Ciclo Internacional de Webinars sobre Cannabis de Uso Medicinal organizado por la USMP y Cann Farm Perú. Este evento contó con la colaboración de la Asociación Peruana de Medicina Cannabinoide (APEMEDCANN), la Society Of Cannabis Clinicians (EEUU) y la Sociedad Peruana de Farmacología y Terapéutica Experimental (SOPFARTEX).


[Foto de portada: Getty Images Pro]

165 visualizaciones0 comentarios

En un contexto en el que cada vez más personas están retornando a las labores presenciales, nuestras mascotas están expuestas a sufrir de ansiedad por separación.


“Si no se maneja adecuadamente la ansiedad por separación, se presenta un escenario en donde los perros no solo ladran o lloran durante la ausencia del dueño, sino también pueden morder muebles, romper ropa o, incluso, autolesionarse en los casos más severos”, advirtió Malu Velarde, médica veterinaria integrante de la Asociación Peruana de Medicina Cannabinoide (APEMEDCANN).


En declaraciones al diario El Comercio, Velarde, veterinaria holística y especialista en medicina veterinaria integrativa, aconsejó trabajar de la mano de un etólogo con el fin de preparar a las mascotas “para el regreso a la presencialidad”, así como tener en cuenta la importancia de la salud mental de nuestras mascotas para garantizar su bienestar integral

“La salud mental es algo que debe cuidarse no solo en las personas, sino también en todos los animales. Para que a un animal lo consideremos con salud, debe estar bien físicamente, así como mental y ambientalmente; es decir, debe desarrollarse en un ambiente propicio que cumpla con sus necesidades”, señaló.

La decana de Medicina Veterinaria y Zootecnia en Universidad Científica del Sur (UCSUR) mencionó algunas de las señales que nuestras mascotas podrían presentar. Explicó que estas son similares a las que afectan a personas como aumento o disminución del apetito o tener cambios repentinos de ánimo. "En el caso de los gatos, en general, cualquier alteración en su rutina es una señal de alerta”, precisó Velarde.

“Los médicos veterinarios, sobre todo los etólogos, nos pueden ayudar mucho a identificar lo que requieren nuestros engreídos. Y es que cada mascota es un mundo diferente con necesidades de ambiente, ejercicio, nutrición, etc., individuales”, resaltó.

Actualmente, como consecuencia del progresivo retorno a la presencialidad, algunas mascotas están sufriendo ansiedad por separación, ya que muchas de ellas fueron adoptadas en plena pandemia y sería la primera vez que pasan por un proceso de este tipo.


82 visualizaciones0 comentarios
bottom of page