Perú mueve la rueda educativa y quiebra paradigmas sobre cannabis

Desde antes de la pandemia, Perú era escenario de eventos educativos sobre esta planta medicinal. Al iniciarse la cuarentena, las posibilidades de contar con invitados internacionales en eventos virtuales han sido bien aprovechadas en beneficio de los profesionales de la salud, los pacientes y la sociedad peruana.


Escribe: Estefania Alfaro, médica fundadora de la APEMEDCANN


Es realmente satisfactorio saber que la realidad peruana en la educación cannábica es el resultado de un trabajo que inició en el 2016 y que falta espacio para nombrar a todas y todos los que dejaron su grano en esta bonita construcción.


Puedo iniciar contando cuando vino al Perú el médico español Javier Pedraza como parte de su gira por Sudamérica. Este doctor logró dar un curso del Uso Médico del Cannabis en el Centro Cultural de la Ricardo Palma. En ese entonces, Pedraza era vicepresidente del Observatorio Español de Cannabis Medicinal (OECM) y fue una oportunidad para cruzarnos por primera vez para los interesados en estudiar y lograr que la cannabis de uso terapéutico sea una realidad para los peruanos y peruanas. Recuerdo que, en esa aula, nos conocimos con Pedro Wong, Ned Kento, Juan Lock y otras personas, que han sido pieza fundamental del gran avance que hoy gozamos.



Un año después, en 2017, el Colegio Médico del Perú (CMP), se realizó la primera conferencia abierta a todo público en su local de Miraflores. Este evento se llevó a cabo luego de reuniones abiertas con el entonces decano del CMP, el Dr. Mauricio Celis, quien mostró interés en conocer sobre la cannabis y sus usos. En esta conferencia, llegaron invitados como el Dr. Sergio Sánchez (Chile) quien ya había visitado Perú. También se contó con la participación de médicos de larga trayectoria en la medicina. Este evento fue realmente un éxito, tanto por la información compartida, la cantidad de personas que asistieron y por el eco que género en la comunidad científica y en la sociedad civil.

Este éxito fue el que impulsó a que el CMP realizara, posteriormente, tres cursos propedéuticos con invitados e invitadas internacionales, como la Dra. Paola Pineda (Colombia) y el Dr. Lumir Hanus (República Checa) con el propósito de informar y educar sobre cannabis y sus derivados a médicos y médicas de Perú.


A la par, venían también las organizaciones civiles, de madres y personas usuarias de cannabis medicinal, quienes crearon sus propios espacios de educación cannábica, buscando compartir experiencias, así como incluir a las personas que buscaban y encontraban en la cannabis una opción terapeútica efectiva y segura para sí mismos o sus familiares.


En este contexto, era fundamental, que las escuelas de ciencias, se involucraran en la formación de otros profesionales de la salud, de las ciencias, de las leyes, y la educación de los pacientes, de los cuidadores, y los familiares. Por ello, luego de promulgada la Ley 30681 y aprobado su Reglamento (D.S 005-2019), en mayo del 2019, la Escuela de Posgrado de la Universidad Cayetano Heredia (UPCH) presentó el Primer Curso sobre el Uso médico de Cannabis y sus Derivados. Este curso fue impartido de manera presencial y acudieron más de 40 alumnos y alumnas de distintas disciplinas. El éxito de este curso, y la solicitud de vacantes, hizo que se repitiera en febrero y agosto del 2020, con el mismo éxito y mirando hacía el futuro de le educación cannábica.


Buscando descentralizar la educación, Pucallpa fue sede de un encuentro de educación cannábica en el 2019, cuando la Universidad Nacional de Pucallpa, realizó una conferencia para todos los estudiantes de Derecho de la universidad. Meses más tarde, el Colegio Médico de Pucallpa realizó un evento gratuito para los profesionales de la salud en su salón de conferencias a donde acudieron aproximadamente 30 profesionales para educarse sobre el uso de la cannabis.


Algo que ha sido sorprendente es que, aún estando en una época tan difícil para todo el mundo, por la pandemia de la Covid-19, la educación cannábica comenzó a escalonar rápidamente y comenzó a impartirse de manera virtual y gratuita a través de los “webinar” y “conferencias virtuales”.


Puedo mencionar algunos:


- El Ciclo de Conferencias de la Escuela de Posgrado de la UPCH que se lleva a cabo todos los viernes por la mañana (aún continúan).

- Las conferencias de la Asociación Peruana de Medicina Cannabinoide (Apemedcann) cada fin de mes.

- Los martes de cannabis de la ONG 'Cannabis Gotas de Esperanza'.

- El ciclo de "Viernes Cannábico" de la Sociedad Médica del Cannabis de Perú que se inició la semana pasada.

- La cátedra virtual del Centro de Estudios del Cannabis de Perú que es este domingo.

- El "Primer Curso de Introducción al Uso de Cannabis" auspiciado por la Sociedad Peruana de Neurología (SPN) y la Society Cannabis Clinians (EEUU). Este curso marcó un hito en la neurología en Perú. Las y los fundadores de APEMEDCANN participamos como ponentes en este curso junto a excelentes científicos y profesionales de diversas partes del mundo.


Además, personalmente, considero que este evento marca el inicio de un nuevo reto, ya que las sociedades médicas ya están reconociendo el potencial de la cannabis en la medicina.

Esto significa quebrar el paradigma antiguo para avanzar hacia el nuevo paradigma de integración de la medicina, un rol fundamental que la cannabis se toma a pecho. Es un orgullo decir que nuestro país y tod@s l@s peruano@s destacamos hoy en día en la educación sobre la cannabis. Desde afuera, somos un ejemplo a seguir. Creo, además, que esto nos ha enseñado a los partícipes la medicina que deseamos para nosotros y nuestra sociedad. Nos hemos dado cuenta, una vez más, (y nunca está demás algo o alguien que nos lo demuestre), que la educación es como la preparación de un terreno estable, indispensable para lograr todas nuestras expectativas cuando hablamos de cannabis para uso medicinal.


Para finalizar, quisiera recordarles que pronto se iniciará el Primer Diplomado sobre el Uso Médico del Cannabis y sus Derivados organizado por la UPCH, que los webinars seguirán llevándose a cabo, que los cursos y cátedras no van a parar, y que los testimonios y casos exitosos, basados en una educación adecuada, así como en recomendación y acompañamiento médicos, ya son parte de nuestra realidad peruana.


Nos esperan muchos logros y muchas dificultades. Sigamos el sendero, vamos por buen camino, peruanos y peruanas.



2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo