Cultivo asociativo de cannabis en Perú permitirá acceso a más vías de administración medicinal

Profesionales de la salud comentaron la reciente decisión del Congreso peruano de incluir a las asociaciones conformadas por pacientes en la regulación medicinal de la cannabis.


Con el cultivo asociativo en Perú, los pacientes deberían tener acceso directo a todas las vías de administración de cannabis, incluyendo la vaporización de flores, señaló Estefania Alfaro, médica cirujana y vicepresidenta de la Asociación Peruana de Medicina Cannabinoide (APEMEDCANN).


En el conversatorio "Ampliación de la ley de cannabis en Perú", llevado a cabo el último sábado, la doctora Alfaro resaltó que la vía inhalatoria es la que más evidencia científica ha dado, especialmente en estudios que demuestran su eficacia en casos de dolor crónico. Con la inclusión del cultivo asociativo en la Ley 30681, señaló, "se va a poder tener lo más importante que son las flores de cannabis", que, hasta el momento, no están a disposición en ningún establecimiento farmacéutico con licencia para dispensar cannabis en el país.

"Hay pacientes que lo utilizan porque tienen su autocultivo o conocen a alguien que le puede dar flores, pero hay cosas importantes como saber qué variedad es, que tenga certificados de análisis, que no tenga metales pesados. Con la vía del cultivo asociativo se va a saber qué quimiotipo es y los médicos vamos a poder adquirir más pericia, observar y seguir aprendiendo de cómo tenemos que prescribir a nuestros pacientes. Podríamos prescribir una variedad más sativa en el día para que puedan controlar su dolor sin quedarse dormidos en el trabajo o una más indica por la noche para que lo ayude a dormir y no se active. Ahí radica la importancia, principalmente, de tener acceso a las flores", dijo la doctora Alfaro.

La vicepresidenta de APEMEDCANN precisó que la vía inhalatoria no pirolítica (vaporización) sí está permitida. El Reglamento de la Ley 30681 (Decreto Supremo Nº 005-2019-SA) solo excluye "el uso combustionado o fumado" del cannabis para uso medicinal.


Explicó que, a través de la vaporización, los pacientes pueden sentir los efectos de la planta medicinal a los 5-10 minutos, con una duración de 2-4 horas, el pico en sangre en 1 hora. Señaló que los médicos recomiendan a los pacientes dar una calada y esperar 10 minutos para volver a consumir poco a poco hasta lograr calmar el dolor. Resaltó que, debido a esto, los pacientes pueden ir regulando, por su propia cuenta, las dosis de cannabinoides (autotitulación) y recordó que la medicina cannabinoide es individualizada.


La doctora Alfaro señaló que 60% de los pacientes que acuden a emergencias lo hacen por dolor crónico lo que indica la importancia de que, con el cambio en la ley, las asociaciones de pacientes puedan acceder directamente a las flores de cannabis para vaporizar.


También mencionó que estudios de prevalencia en países de todo el mundo señalan que, en Perú, entre el 25 y 35% de los pacientes que acuden a los centros de salud lo hacen por neuropatía periférica.

"Y la evidencia más fuerte y concluyente que tiene el uso de cannabis fumado es justamente para la neuropatía periférica", señaló.

Agregó que, de ese grupo de pacientes con neuropatía periférica, 40% no responde a la farmacoterapia convencional. Con el cultivo asociativo, señaló, estos pacientes podr